3/24/2012

Anoche.-


Te vi tras las zarzas que se incendian en un desierto árido sin lunas ni cometas.
Lidio con una insuficiencia que el cardiólogo desconoce. Crónicos síntomas arrítmicos en reflejos a veces no tan deseados. Pero necesarios.
Caí en verdades al bajar los brazos sin rendirme y exponer costillares y pilares que cayeron por su propio peso victimas de las brisas de la estación que gobierna con políticas de extorsión a las románticas promesas jamás cumplidas y tan dulces de oír y deleitar.